El diario de Chemazdamundi.

12 julio 2009

El neoliberalismo contrastado (V). Ensayo sobre el neoliberalismo.

.

.

Atención, aviso: este artículo que estáis leyendo no es sino el primero de una serie dedicada a analizar el neoliberalismo económico. Podéis encontrar el índice de la serie, aquí.

Anterior artículo de la serie.

.

5. Ensayo sobre el neoliberalismo.

.

Bueno, pues por fin, tras tantísimo antecedente e información previa y de trasfondo, vaaaamos a entrar de lleno a hablar sobre el neoliberalismo.

Repasemos lo visto hasta ahora. Por cierto, esto de tanto “repasar” me recuerda a esos minutos de “antecedentes” que ponen en cada episodio de anime para refrescar la memoria, je, je…

.

5.1. Resumen MUY resumido. El neoliberalismo es, y consiste en…

.

a)       El neoliberalismo es una teoría de pensamiento político-social-económico

b)       …que consiste en cosas como éstas que vimos aquí:

-Liberalización del comercio y de la inversión extranjera (hacer lo que quiera con mi dinero).

-Individualismo y libertad personal.

-Protección de la propiedad privada.

-Minarquismo (poco o mínimo Estado).

-Desregularización (pocas o mínimas normas y leyes).

-Privatización de todo lo público y eliminación de subvenciones y servicios estatales.

-Estímulo de la competitividad (lo que incluye competitividad entre las diferentes monedas, países y empresas).

-Disciplina fiscal (ahorro).

-Eliminación de los impuestos y tasas (o tenerlos al mínimo).

-Tipos de interés (lo que CUESTA pedir dinero prestado), decididos por el mercado, no por el Estado.

c)       …pero que podemos reducir al mínimo, diciendo que:

El principio central de la política neoliberal es el libre comercio y el libre mercado.

Para saber más…

-Un manifiesto neoliberal, de 1983:

http://www.washingtonmonthly.com/features/1983/8305_Neoliberalism.pdf

-Ésta es la cámara de Comercio de París, la mayor institución dedicada a promover el neoliberalismo LLAMÁNDOLO ASÍ, “NEOLIBERALISMO”.

http://www.iccwbo.org/policy/trade/

-Esto que voy a poner a continuación es OBLIGATORIO de leer para poder entender el neoliberalismo. Es el famosísimo “Consenso de Washington”, un texto donde se detallan las reglas y propuestas BÁSICAS de las reformas neoliberales (más concretamente, de su aplicación a los países de Latinoamérica) por parte del economista neoliberal y antiguo trabajador del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, John Williamson.

http://www.iie.com/publications/papers/paper.cfm?researchid=486

.

Bueno. Hasta ahí, lo más básico.

Ya desarrollaré esos puntos, ya… Como podréis comprobar si tenéis ojos en la cara y sabéis leer, tengo para hablar UN BUEN RATO… y durante MUCHO de ese rato, no voy a poder hablar de buenas maneras.

.

5.2. El término “neoliberalismo”.

.

Bien, que quede clara una cosa. El término “neoliberalismo” no es del gusto ni siquiera de la gente que predica esa “filosofía”.

La mayoría de los que siguen esta corriente económica se refieren a él bajo otros nombres porque no les gusta NADA ése en concreto. De hecho, “neoliberalismo” es utilizado sobre todo por LOS CRÍTICOS de esta teoría, que le dan un tono peyorativo o malsonante, RARA VEZ POR SUS PARTIDARIOS (así de mal visto está, aunque la mayoría dice que no usa el término porque no es preciso y ha terminado siendo un nombre facilón donde meter muchas cosas que no tienen mucho que ver unas con otras). Los hay que a veces lo llaman “nuevo liberalismo”, “políticas de libremercado”, o incluso “liberalismo” a secas, pero la mayoría se refiere por otros nombres MUCHO más concretos que, en realidad son aspectos, sinónimos o integrantes del neoliberalismo: libertarianismo, monetarismo, liberalismo neoclásico, libre comercio, libre mercado…

En Estados Unidos muy rara vez se refieren al “neoliberalismo” por ese nombre, porque en EE.UU., un “liberal” es generalmente alguien asociado a la “izquierda” (“liberal” es un término despectivo con el que los republicanos y conservadores, nombran a los demócratas, los del partido progresista), no como en Europa, donde “liberal” es algo más parecido a su definición original de “persona que busca la libertad individual”, y tiene una ideología más bien “centrista”.

Parece ser que el término tiene su origen en un “manifiesto neoliberal” elaborado por los integrantes del periódico The Washington Monthly en la editorial del número de Mayo de 1983. En el primer enlace que he puesto está ese “manifiesto”.

Independientemente de si gusta o no a los que siguen esta filosofía, el término “neoliberalismo” está ahí… y ahí va a quedar para la Historia.

Se le llama “neoliberalismo” (de neo-, nuevo, y liberalismo), porque a esta teoría se la percibe generalmente como un renacer, o una nueva versión más o menos adaptada a nuestros tiempos (o como “algo” que se inspira en ello), del “liberalismo clásico” político y económico del siglo XIX.

http://www.britannica.com/EBchecked/topic/339173/liberalism

http://www.liberal-international.org/editorial.asp?ia_id=535&lang=spanish

http://en.wikipedia.org/wiki/Classical_liberalism

El liberalismo clásico también tenía por elemento clave de su ideario la libertad del individuo sobre todas las cosas y de la libertad de comercio. Libertad y libertad, y más libertad… y de ahí (de “libertad”) viene el término “liberalismo”.

Como podéis notar por su nombre, el neoliberalismo, hace MUCHO hincapié en TODO lo que sea “libertad”. La “libertad” es lo que, supuestamente, mueve a esta teoría socio-política-económica.

Libertad de vender y de comprar lo que me dé la gana, cuando me dé la gana, y como me dé la gana, libertad de elegir productos, bienes y servicios, libertad sin el Estado, que oprime, libertad de elección sobre lo que puedo hacer en mi vida, libertad para ser egoísta y no tener que pagar por obligación un sistema de Seguridad Social (sí, sí, sí, no estoy exagerando), libertad para no pagar impuestos, etc.

Neoliberalismo y liberalismo comparten muchas cosas, PERO se diferencian en muchas otras. Indudablemente, el neoliberalismo ES heredero del liberalismo del siglo XIX, pero tiene características propias, la no menor de las cuales, es que el neoliberalismo BEBE de muuuuuuchas otras fuentes, algunas de las cuales NO se pueden considerar “liberales”. De hecho, bajo el paraguas de “liberalismo”, que es un término muy amplio, se encuentran ideologías tan dispares como el libertarianismo de Ron Paul, el anarcoliberalismo, y el liberalismo social (que es BASTANTE más progresista que el neoliberalismo).

No os voy a quebrar la cabeza hablándoos de las influencias que han tenido otras teorías sobre el neoliberalismo (o que han sido influidas por éste), ya que hablaré de ellas más adelante.

Por ahora, lo que quiero que os quede claro con esto… es que el neoliberalismo predica el individualismo y la libertad económica de comercio y de mercado, que es un término muy amplio, que está vagamente definido incluso por los que lo siguen, que tiene muchos integrantes e influencias y que se agrupa DENTRO de las tendencias no-intervencionistas en Economía del “movimiento pendular” de la Historia.

.

5.3. ¡Marchando un resumen de la evolución histórica de la Economía Contemporánea hasta llegar al neoliberalismo, oigaaaa…! Cómo coño se llegó a él.

.

5.3.1. Un esquema evolutivo siguiendo la Historia:

.

Siglo XIX: liberalismo. Teoría NO intervencionista, busca que el Estado NO intervenga en Economía, y que deje al individuo trastear SU economía a SU antojo. Esas políticas causan una feroz competencia entre naciones (“capitalismo salvaje”), que se lanzan a intentar conquistar los mercados de las demás, como sea…

Finales del siglo XIX y principios del XX: mercantilismo imperialista. Teoría más intervencionista que no-intervencionista. Para evitar esa competencia, las naciones (los Estados) buscan colonias y, con ellas, garantizar acceso a las materias primas y mercados para SUS productos, cerrando esos mismos mercados a las demás naciones (“son míos y aquí vendo yo, no tú”). Ese expansionismo nacionalista y colonial conduce a un choque entre las grandes potencias en la Primera Guerra Mundial. Como reacción a la devastación causada por la guerra…

Años 20 (“años locos”): especulación y producción masivas. Políticas económicas no-intervencionistas, para facilitar la especulación y el crecimiento rápido. La especulación conduce a…

El Crash de 1929 y la Gran Depresión (años 30): Políticas dirigistas de “mendigar o fastidiar al vecino” y dirigismo estatal del tipo New Deal, que son políticas muy intervencionistas, para proteger “como sea” a la Economía de la nación de tan terrible crisis. Esa misma crisis, de la que no se puede salir fácilmente debido a que cada nación mira por sí misma, ayuda a crear el caldo de cultivo para que se produzca la Segunda Guerra Mundial.

Tras la guerra (1946) y hasta mediados de los años 70 (“era dorada de los felices treinta años”): las naciones procuran ponerse de acuerdo en Bretton Woods y actuar con las políticas del keynesianismo, que es más intervencionista que no-intervencionista, para recuperarse de la devastación de la guerra y poner orden en la Economía mundial. La Economía crece a buen ritmo durante el periodo más largo de estabilidad económica de la Historia, pero una serie de circunstancias (Guerra Fría, guerra de Vietnam, malas políticas monetarias, gastos militares desorbitados en varias potencias de primer orden y la crisis del petróleo de 1973), causan el descrédito del keynesianismo, y…

Mediados de los años 70 hasta 2007-2008: se adopta el neoliberalismo en muchos países, especialmente de la esfera cultural anglosajona. Esta filosofía predica políticas no-intervencionistas, como el libre comercio y el libre mercado.

Fuentes:

http://homepage.newschool.edu/het//index.htm

http://socserv2.socsci.mcmaster.ca/~econ/ugcm/3ll3/

http://en.wikipedia.org/wiki/Economics_history

.

5.3.2. Una visión general. Intervencionismo versus no-intervencionismo.

.

Quiero que os quede una cosa clara: cómo se llegó a adoptar el neoliberalismo.

Ya hemos hablado de ello antes, pero os lo voy a volver a explicar y resumir, porque sé que muchos de vosotros, vagos de los cojones, queréis siempre tenerlo todo a mano y no tener que leeros grandes cantidades de texto, ni navegar dentro de una página. Que lo queréis todo masticadito, vaya.

Sé que soy muy pesado remachándoos las cosas, pero es que es MUY importante que os quede claro el proceso de evolución histórica. Es CLAVE para entender el por qué de la existencia del neoliberalismo.

La Historia de la Economía en nuestra Era Contemporánea (desde la Revolución Francesa para acá), se puede definir, a grandes rasgos, como una lucha (o una elección) a una escala monumental entre DOS formas genéricas de ver la Economía:

a) No tocarla, que quede libre y se desarrolle sola, que “el mercado” se autorregule y controle él solo, que no se “intervenga” en él. A esto se le llama no-intervencionismo.

b) Intervenir en la Economía para que no se descontrole, ya sea a través del Estado o a partir de un esfuerzo consciente por parte de la sociedad. A esta actitud se la llama intervencionismo.

.

5.3.3. Una visión general. Keynesianismo versus neoliberalismo.

.

Desde finales de la Segunda Guerra Mundial, ese “combate económico” en el mundo capitalista (recordemos que el mundo comunista siguió otro camino hasta su derrumbe, y no lo estamos tratando aquí) ha sido librado principalmente entre:

a) -El neoliberalismo (teoría no-intervencionista).

b) -El keynesianismo (teoría intervencionista).

.

Desde finales de la Segunda Guerra Mundial, el keynesianismo se impone a escala global en el mundo capitalista. Años de desastres económicos desde el crash de 1929 causados por la era de la especulación de los “locos años 20”, la Gran Depresión consiguiente, y la devastación sin precedentes causada por las dos guerras mundiales, fuerzan o motivan a la mayoría de las naciones a intentar organizar el mundo tras ese caos. Esa reorganización tenía que incluir, por supuesto… a la Economía. Y esa reorganización toma forma bajo dos elementos principales:

a) Los Acuerdos de Bretton Woods suponen el marco de acuerdo común que esas naciones iban a respetar en pos de la estabilidad económica mundial. Son una serie de acuerdos técnicos en materia financiera y monetaria establecidos (más o menos) mediante negociación.

http://www.polsci.ucsb.edu/faculty/cohen/inpress/bretton.html

b) Las naciones adoptan en mayor o menor medida (los europeos, más, los anglosajones, especialmente los americanos menos), el keynesianismo intervencionista como política económica. Viendo que el modelo de John Maynard Keynes le había servido bien a Gran Bretaña, salvándola de la debacle económica tras la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de países del Primer Mundo (y algunos otros) se apresta a llevar las riendas de sus economías, en un largo periodo conocido como los “dorados treinta años” o “la era dorada del buen capitalismo”.

http://www.econlib.org/library/Enc/KeynesianEconomics.html

.

Esa era se caracterizó (con sus altibajos circunstanciales), tras la aplicación de esos dos elementos, por un crecimiento económico elevado y estable, un incremento de la prosperidad a todos los niveles, bajos índices de desempleo, la difusión de la democracia social representativa de voto universal… y del llamado Estado del Bienestar, un modelo económico-social en el que el Estado provee el “bienestar” de sus ciudadanos (a través de la Seguridad Social, pensiones, Sanidad y Educación públicas y gratuitas, etc.).

Todo eso ya lo vimos aquí y aquí.

Resumiendo muy mal y rápidamente… Los liberales no-intervencionistas, herederos y continuadores de los liberales del siglo XIX y de los que pedían la no-intervención del Estado durante los “años locos” de la especulación, se tiraron treinta años callados como putas sin poder abrir la boca para exponer sus ideas… porque nadie les escuchaba. El keynesianismo funcionaba y bastante bien. Cuando las cosas funcionan, nadie quiere cambiarlas, ¿verdad? Y más cuando se tenía “fresquita” en la memoria el cómo habían acabado las políticas liberales de no-intervención (crash de 1929, crisis económicas sucesivas del siglo XIX), y el que había sido el keynesianismo intervencionista y NO el liberalismo el que había salvado la Economía tras la Segunda Guerra Mundial.

Aquí ya vimos que todo eso duró… hasta mediados de los años 70.

.

5.3.4. Se acabó lo bueno. El fin del keynesianismo, y el ascenso del neoliberalismo.

.

Una serie de causas motivaron el “desgaste” o descrédito del intervencionismo keynesiano en muchos países. Repasemos las más fundamentales (hubo más), que están muy relacionadas con el papel de liderazgo del mundo occidental que adoptó EE.UU. tras la Segunda Guerra Mundial.

a) -La Guerra Fría. El mundo, desde finales de la Segunda Guerra Mundial, estaba más o menos dividido en dos bloques político-económicos antagónicos: el mundo capitalista, dirigido por EE.UU., y el mundo comunista, dirigido por la URSS. Este enfrentamiento se registró a muchos niveles, incluido el económico y el militar. El riesgo de un conflicto nuclear a escala mundial entre los dos bloques que hubiera significado el fin del planeta estuvo presente durante toda la segunda mitad del siglo XX.

http://www.wilsoncenter.org/coldwarfiles/index.cfm?fuseaction=home.flash

El llamado “Equilibrio del Terror” (nadie quería entrar en un conflicto directo por miedo a destruir TODO el mundo), motivó que el enfrentamiento se centrara en otros ámbitos (científico, propagandístico, deportivo, construcción de infraestructuras, etc.). En Economía eso significó que:

a.1. -Los dos bloques se lanzaron a una guerra de propaganda y estadísticas donde intentaban desacreditar al adversario. Las políticas económicas se hacían con el objetivo no ya de prosperar, sino de superar al enemigo. Eso motivó que se tomaran medidas y políticas económicas muy desacertadas, que no se habrían tomado en tiempos de distensión (como no reconocer errores o fallos). Estaba en juego el prestigio frente al enemigo.

a.2. -El gasto militar se salió de padre y de madre y de muy señor mío en la llamada “carrera armamentística” y en la financiación de guerras subalternas (por ejemplo, Vietnam) y regímenes aliados (por ejemplo, Indonesia, El Salvador, Vietnam del Sur). Este gasto supuso una pesada carga para la Economía de muchos países, especialmente de EE.UU., que era el líder y el más interesado en combatir a la URSS.

http://en.wikipedia.org/wiki/Cold_war

b) -Agotamiento del modelo de Bretton Woods. En las negociaciones de Bretton Woods, los EE.UU. llevaron la voz cantante, y allí fue donde quedó claro y evidente que ese país iba a ser el líder económico del mundo capitalista. Una serie de cuestiones técnicas tomadas en las negociaciones (principalmente el decidir que el dólar fuera la moneda de comercio básico mundial, gracias a la adopción de una equivalencia fija en ORO por dólar), produjo que, a lo largo de los años, los EE.UU. fueran perdiendo cada vez más su liderazgo económico. Al final del periodo, los EE.UU., sujetos a presiones inflacionistas, un déficit horroroso, un ataque especulativo continuo contra su moneda (basada en oro), abandonaron unilateralmente el orden de Bretton Woods porque no podían mantenerlo más (estaba centrado sobre ese país y su moneda), dejando al mundo capitalista en un caos económico sin referencias.

http://en.wikipedia.org/wiki/Bretton_Woods_system#Paralysis_of_international_monetary_management

c) -Conflictos bélicos. El mundo de los años 70 era un hervidero de conflictos al calor de la Guerra Fría, la descolonización, y diversas tensiones regionales. Dado que no se podía combatir a cara descubierta por miedo a un conflicto nuclear, las grandes potencias se “peleaban” a través de “conflictos subalternos”. La Guerra de Vietnam fue el caso más decisivo. La progresiva implicación militar estadounidense en el conflicto de Vietnam, que no acababa de ganar y que le estaba costando un dineral y era la fuente principal de su déficit, unido a las atrocidades cometidas motivaron el descrédito internacional de EE.UU. (demostrado visiblemente durante los movimientos de protesta de Mayo del 68) y el cuestionamiento de su liderazgo político incluso entre sus aliados.

http://www.pbs.org/wgbh/amex/vietnam/timeline/

d) -Crisis del petróleo (1973). Ésta fue la causa principal del abandono del modelo económico keynesiano. Un conflicto regional, la Guerra del Yom Kippur, en la que los israelíes (con el apoyo estadounidense) volvieron a ganar oooootra vez por goleada a los árabes, humillándolos, motivó el que los países productores de petróleo, árabes en su mayoría, decretaran una subida bestial de los precios de la que era (y es) la principal fuente de energía mundial. Esa subida de precio de una materia prima básica (¡producía la inmensa mayor parte de la energía!) produjo una subida de precios generalizadas en muuuuchas otras cosas, lo que, a su vez, produjo una crisis económica como no se recordaba desde la Segunda Guerra Mundial.

http://www.ensec.org/index.php?option=com_content&view=article&id=155:35yearsafterthearaboilembargo&catid=83:middle-east&Itemid=324

.

El caos económico (y político) producido por toda esa serie de factores (y muchos más que me estoy saltando por resumir), motivaron el que algunos gobiernos del mundo capitalista, de índole muy conservadora (de derechas, vaya), que ascendieron al poder con la promesa de terminar con la crisis,  abandonaran el keynesianismo y el intervencionismo favorecidos por la izquierda, en pos de una nueva teoría económica que les sacara de la crisis: el neoliberalismo, una nueva versión de las doctrinas no-intervencionistas liberales de antes del keynesianismo.

Estos gobiernos, los que acabaron aplicando y “exportando” a los demás el neoliberalismo, fueron principalmente:

-El gobierno de Ronald Reagan, del partido republicano, en EE.UU.

http://millercenter.org/index.php/academic/americanpresident/reagan

http://en.wikipedia.org/wiki/Ronald_reagan

-El gobierno de Margaret Thatcher, del partido conservador (tory) en Gran Bretaña.

http://www.bbc.co.uk/history/historic_figures/thatcher_margaret.shtml

.

5.3.5. El neoliberalismo… dónde y cuándo narices se llegó a él.

.

Así pues, podemos ver que el neoliberalismo es una teoría difundida e implementada a finales del siglo XX y principios del XXI, concretamente desde mediados de los años 70, cuando empezó a suplantar a la ideología keynesiana, imperante hasta entonces, cuando algunos gobiernos conservadores consideraron que el keynesianismo falló a la hora de remediar la crisis del petróleo del año 73 (no falló, ya lo veremos más adelante), pero se comenzó a formar muuuucho antes como teoría económica, en firme ya desde finales de la Segunda Guerra Mundial.

Es decir, es una teoría más o menos contemporánea paralela en el tiempo del keynesianismo. Las dos posturas llevan dándose de hostias desde que aparecieron.

Ahora no me voy a explayar mucho en ello, pero ya veremos que el neoliberalismo es un invento básicamente “yanqui”, asociado a los gobiernos y políticas conservadores y de derechas, promocionado, alentado y creado por economistas de origen estadounidense en su inmensa mayoría, que se ha “exportado” a otros países, especialmente aquellos de cultura similar a la estadounidense, esto es, de habla inglesa, como el Reino Unido, que es la “otra” potencia neoliberal por excelencia.

Aunque el neoliberalismo se ha difundido a escala planetaria, ha tenido una mayor incidencia en los países del Primer Mundo y del ámbito anglosajón, especialmente EE.UU. y Gran Bretaña, una presencia considerable en antiguas colonias británicas, como Canadá, Nueva Zelanda, Australia, Hong Kong e Irlanda, una presencia relativamente considerable en algunos países escandinavos (Islandia, especialmente), Chile y Japón, y una presencia fluctuante (que se adoptaron algunas cosas del neoliberalismo, no la mayoría), en antiguos países del antiguo bloque comunista (Europa del Este y China, principalmente).

Si bien la inmensa mayoría de países no ha entrado de lleno a practicar las políticas neoliberales, sí es cierto que muchos de ellos han aplicado una u otra medida que pueda calificarse de “neoliberal”, o que la hayan adoptado bajo su influencia (o su presión, hubo países que adoptaron esas medidas A LA FUERZA, ahora lo veremos). España, por ejemplo, aplicó políticas de privatización de servicios públicos bajo sucesivos gobiernos, pero especialmente bajo los gobiernos conservadores del Partido Popular (citaré el caso de la privatización de la compañía estatal de telecomunicaciones Telefónica).

.

5.3.6. Bueno, y ya que estamos… ¿quién ha sido el “listo” que ha “diseñado” este “invento” del neoliberalismo?

.

Como ya hemos dicho, el neoliberalismo tiene sus raíces (al menos, en teoría, hay quien discute incluso esto), en el liberalismo del siglo XIX…

También han influido en ella proposiciones, posiciones o ideologías como el anarcocapitalismo, el minarquismo, el libertarianismo, el anticomunismo, antimarxismo, etc…

…PERO los fundamentos teóricos BÁSICOS de esta “filosofía” economicista provienen de DOS fuentes principales:

a) -La escuela de Chicago.

http://homepage.newschool.edu/het//schools/chicago.htm

b) -La escuela de Austria.

http://www.econlib.org/library/Enc/AustrianSchoolofEconomics.html

Es decir, los “diseñadores” principales del neoliberalismo, han sido los economistas o estudiosos de la Economía pertenecientes a estas dos “escuelas” de pensamiento económico, una de las cuales, la escuela de Austria, es la que va a ser objeto principal de mi crítica en la próxima (espero) entrada.

De las dos, la escuela de Chicago ha sido la más relevante a la hora de difundir el neoliberalismo, ya que es la escuela “seria”, la que aporta modelos matemáticos y tiene más premios Nobel (siete) en su haber, que son las personas más importantes en el desarrollo y definición de la teoría neoliberal: Milton Friedman, Theodore Schultz, Ronald Coase, Gary Becker, Robert Fogel, Robert Lucas y James Heckman.

El más importante de todos es Milton Friedman, creador del “monetarismo”.

http://www.econlib.org/library/Enc/bios/Friedman.html

http://en.wikipedia.org/wiki/Milton_Friedman

http://homepage.newschool.edu/het//essays/monetarism/monetarism.htm

La escuela de Austria está muy desacreditada en la actualidad y sólo tiene un premio Nobel, Friedrich Hayek.

http://www.econlib.org/library/Enc/bios/Hayek.html

[¡Alto!

Un aviso para navegantes.

No voy a hablar mucho de la escuela de Chicago y no la voy a tratar en profundidad, porque no es de lo que mis lectores me han pedido que escriba, aunque como estoy hablando de “neoliberalismo”, tengo que hablar POR COJONES de ella. Como ustedes seguramente sabrán, mi señora y yo nos hemos hecho relativamente conocidos en la internet en castellano debido a la crítica que hemos hecho a los pseudodocumentales Zeitgeist, Zeitgeist Addendum y Money As Debt, los cuales han difundido una serie de postulados y chorradas economicistas (como que “el dinero es deuda”)... que son PROPIAS de esa estupidez pseudocientífica que es la escuela de Austria.

Hace tiempo, me solicitaron personalmente que describiera, analizara y explicara para un no entendido en Economía, QUÉ es la escuela de Austria, y POR QUÉ sus ideas aparecen en las exposiciones de multitud  de teorías de la conspiración, en pseudodocumentales por internet, en ambientes underground y apocalípticos, por qué apenas hay material “serio” y se habla poco en círculos académicos sobre ella, y por qué la mayoría de los que la siguen hoy en día parecen una panda de fugados de un manicomio.

En la próxima entrada me pongo a ello, palabra. SOLAMENTE quiero señalar aquí una cosa de la que MUCHOS de mis lectores se han extrañado... si Zeitgeist y Money As Debt son, supuestamente documentales “antisistema”, “radicales”, “antiglobalización”, “anticapitalistas” y “progresistas”...

¿¿¿CÓMO COÑO ES QUE SE BASAN EN UNA ESCUELA QUE ES UNA DE LAS FUNDADORAS DEL NEOLIBERALISMO???

¿No son antisistema? ¿Qué cojones hacen basando sus ideas y planteamientos en algo que es neoliberal hasta las trancas... y que, de hecho, FUNDÓ el neoliberalismo?

Pues ESO es SÓLO la PUNTA del iceberg de lo que está por venir.

Y ya es para empezar a “mosquearse” y a “extrañarse”, ¿verdad?

Muahahahahaha... Tened MIEDO, tened MUCHO MIEDO.]

.

Sigamos por donde íbamos.

.

5.3.7. Mi opinión sobre el neoliberalismo.

.

Una vez he planteado lo más básico del esquema de características y datos más imprescindibles que hay que saber sobre el neoliberalismo, y antes de ponerme a analizar una a una sus propuestas, me van a permitir que, a partir de ahora, desarrolle mi análisis sobre el neoliberalismo conforme a un “formato” o estructura de ensayo… que es más cómodo y fácil de digerir para el lector. Y que me gusta más, vaya.

…Y me van a apermitir expresar mi opinión PREVIA a la exposición.

El neoliberalismo es…

El neoliberalismo eeeeees…

…una mieeeeeeeerda como Saturno de grande.

Ustedes pensarán que soy demasiado radical al empezar así. A ver si me explico bien. No es que un servidor no le reconozca al neoliberalismo que tenga elementos “buenos” o “útiles”. Los tiene.

De hecho, el neoliberalismo aboga por reducir la carga burocrática y los embrollos administrativos (el “papeleo”) para crear empresas, la eliminación de los ejércitos formados por conscriptos (buscan eliminar la “mili” o servicio militar obligatorio), y predica cosas aparentemente muy “progresistas” como la legalización de la prostitución y del consumo y venta de drogas (que conste que el drogarse me parece una estupidez, pero bueno).

Lo que YO digo (y, como YO, millones de personas)… es que esas propuestas NO ME COMPENSAN las malas que tiene, que SON MUY MALAS, y superan en número y calidad a esas pocas buenas que, para colmo, son propuestas incluidas en muuuuchas otras ideologías economicistas (o políticas), mucho más útiles y beneficiosas que el neoliberalismo (como el liberalismo social, o el socialismo).

Como dice el chiste feminista sobre la UTILIDAD de los hombres… “por cincuenta gramos de chorizo, no me compensa quedarme con todo el cerdo”.

Desde que hemos implementado el neoliberalismo, no hemos parado de “cagarla” a nivel mundial. Es cierto que hay casos específicos y concretos en que las acciones del neoliberalismo han sido beneficiosas, pero EN SU CONJUNTO, el neoliberalismo es más malo que cagar sangre.

Vamos a analizar y desgranar las propuestas neoliberales… y a ver por qué la mayoría de ellas son más bien… MALAS.

.

Porque YO NUNCA EMITO OPINIONES NI AFIRMACIONES SIN PRUEBAS QUE LAS RESPALDEN. O lo procuro.

.

Nota: sigo escribiendo este artículo. Me está resultando larguíííísimo. Probablemente tenga que dividirlo en dos (o más). Y, para colmo, Isabel me ha pedido que le ayude a instalar su Macintosh nuevo. Así que no sé si podré escribir mucho más hoy.

Gracias por vuestra atención y paciencia.

.

26 comentarios »

  1. A mi me dió risa que cuando yo le pregunto a mi profesor de economía su opinión sobre el neoliberalismo, se acerca a mi y dice en voz baja que son unos hijos de puta xD
    En fin, el principal problema que tengo con el neoliberalismo es que toman las ciencias económicas festivamente, así las evidencias comprueben (hemos visto una y otra vez como fracasan medidas neoliberales e insisten en repetir) que sus medidas son peligrosas ellos insisten en que algún día “la mano invisible del mercado” (esa es una expresión que usó Smith para insinuar que el mercado se autoregula) nos salvará el trasero a todos.
    ¿cuantos años tiene ya el liberalismo clásico?
    Creo que incluso más que el marxismo, y no es obsoleto (segun ellos)

    Yo apuesto por la creatividad, y si seguiremos con capitalismo, entonces elijan a lo mejor que tienen (Keynes) y adapten sus medidas segun las necesidades de los pueblos.
    Si el Keynesianismo tiene ventajas, son evidencias a su favor, a los neoliberales les encantan las medidas keynesianas cuando hay crisis, a todos nos gusta el keynesianismo en el fondo xD

    En fin, ya sabes x3… estas a punto de volverme keynesiana D:

    Besos

    Comentario por Ibeth — 12 julio 2009 @ 23:29 | Responder

    • >”A mi me dió risa que cuando yo le pregunto a mi profesor de economía su opinión sobre el neoliberalismo, se acerca a mi y dice en voz baja que son unos hijos de puta xD”

      Jaaaaaaaaaa, ja, ja, ja…

      Una auténtica eminencia ese profesor, vaya.

      Hola, Ibeth. ¿Cómo estás? Espero que bien. ¿Estás ya de vacaciones de verano?

      Por cierto, ahora que te estoy escribiendo, me estoy acordando de la situación en Colombia.
      A España no paran de llegar noticias sobre el conflicto político-judicial de Colombia, con el enfrentamiento entre el gobierno de Uribe y la Corte Suprema.

      http://www.elmundo.es/elmundo/2009/06/18/cronicasdesdelatinoamerica/1245340183.html

      Este Uribe… es un poquitoooo… em… de derechas, ¿no?

      En alguna ocasión me parece haber leído comentarios en el “blog” de Natsu en el que se decía de este señor que era un neoliberal (o que tenía asesores neoliberales), pero que la gente le votaba porque era un hombre muy duro y muy firme, con una política MUY clara que no oucltaba a nadie. ¿Es verdad eso? ¿Tú crees que el gobierno de Uribe es neoliberal? No le veo aplicando muchas medidas neoliberales (pero claro, yo no vivo allí), aunque sí veo que es muy de derechas y filoyanqui. Te pregunto sobre esto, porque quizás sea interesante conocer de primera mano cómo ven los latinoamericanos a un posible gobierno neoliberal, y qué políticas ejecuta, para utilizarlo de ejemplo en mis artículos, aunque yo iba a utilizar de ejemplos a Argentina e Islandia.

      Más cosas. Oye, no sé si Natsu te llegó a escribir un mensaje diciéndote la muchísima gracia que me hizo tu análisis de los personajes de anime. Coincido plenamente con tu “análisis” sobre Naruto. Escueto y sucinto, vaya. Qué mal me cae ese personaje… es que… es que… es tonto, leñe. Y ese anime tiene partes que son aburridííííííísimas. También nos gustó mucho a Isabel y a mí tu opinión sobre Candy. Intenté dejar un comentario, pero no encontré modo. Ese formato de “blog” no me es familiar.

      Respecto a lo que dices del keynesianismo… No te vayas a creer que es perfecto ni mucho menos. No hay nada perfecto (algunos modelos matemáticos keynesianos están obsoletos), pero sí hay ideas y filosofías razonables. El keynesianismo, para mí, es lo más razonable que ha habido en Economía. Y, como tú señalas, ha funcionado muy bien durante mucho tiempo (y no falló POR ÉL MISMO, sino por circunstancias externas)… a diferencia del liberalismo, el cual hace muuucho tiempo que dejó de funcionar, SI ES QUE LLEGÓ a “funcionar”. Hay que tomar lo mejor de todo, desechar lo malo Y ADOPTAR lo que mejor nos venga, ya sean medidas marxistas, keynesianas o liberales. Hay que ser flexibles: yo no digo que el keynesianismo sea perfecto, sino que su base es la más sólida sobre la que ponerse a trabajar en Economía… y reconozco que en algunas cosas no acierta y necesita evolucionar, PERO LOS NEOLIBERALES SÍ DICEN QUE EL NEOLIBERALISMO ES PERFECTO, y se niegan a ver que:

      a) Falla.
      b) No nos interesa A TODOS.

      Y lo que más me enfurece…
      ¿Por qué se ha vuelto a adoptar ALGO como el liberalismo… que YA sabemos que no funciona?
      No se puede adoptar LO QUE NO FUNCIONA. No se puede volver a caer en los mismos errores de la época de la especulación de los años 20 y del liberalismo salvaje del siglo XIX. El liberalismo tiene muchas cosas que no funcionan, y hay muchos interesados en que se implementen AUNQUE no funcionen, porque a ELLOS sí les interesa. Y que POR COJONES quieren aplicarla en Latinoamérica, oye.

      ÉSA es la diferencia con respecto a los economistas “flexibles”, realistas, humanos y pragmáticos: adoptar lo que funciona, venga de donde venga… PARA EL BIEN COMÚN, no sólo para unos pocos.

      Tienes mucha razón al señalar que cuando hay una crisis, “todos somos keynesianos”. Qué curioso, cuando hay problemas, todos quieren soluciones y quieren que intervenga el Estado, y cuando se trata de hacerse ricos, todos quieren que les dejen ganar dinero COMO SEA, sin leyes, sin Estado, sin intervención…

      El neoliberalismo es HIPÓCRITA a más no poder. Y no funciona. Estás más que demostrado empíricamente. QUE ALGUNOS (generalmente los más ricos) quieran que se implante AUNQUE no funcione, PORQUE LES INTERESA, es otra cosa, pero que no vayan diciendo que:

      a) Funciona, y
      b) que es bueno para todos.

      Porque ESO ES MENTIRA.

      Y lo pienso gritar a los cuatro vientos, para que se enteren.

      Besos, cielo. Cuídate.

      P.D.: No paro de decirme a mí mismo que ya quisiera yo haber estado tan “entendido” de Economía como tú a tu edad. Tienes una formación EXCELENTE. Qué envidia.

      Comentario por chemazdamundi — 13 julio 2009 @ 20:37 | Responder

  2. “EN SU CONJUNTO, el neoliberalismo es más malo que cagar sangre”

    Qué pechá de reir me he pegado con esa frase… XD

    Espero impaciente los datos concretos, auqnue algo me dice que me van a sonar mucho.

    Comentario por Sibila — 13 julio 2009 @ 00:54 | Responder

  3. Hola Chemaz, pasaba por tu blog y me extraño que ahora hicieras un análisis tan superficial (entiendo tu falta de tiempo), pero me parece que esta entrada está un poco floja a comparación del resto de tu trabajo.

    Una crítica constructiva

    Saludos

    Comentario por Jorge García — 13 julio 2009 @ 03:41 | Responder

    • Hombre, porque todavía no está terminada.

      Ten paciencia.

      Mañana sigo.

      Comentario por chemazdamundi — 13 julio 2009 @ 04:31 | Responder

  4. Chema:

    Correctisimo tu analisis y como otro fanático de la economía me encanta leer lo que se escriba sobre ella. En lo personal me defino como un economista pragmático, creo que cada escuela agrega algo valioso y pienso que buena parte de nuestro trabajo se trata en identificar las ideas que puedan resultar útiles, al fin de lograr lo que todos queremos, desarrollo y prosperidad para nuestras sociedades.
    En lo personal creo que el keynesianismo presenta algunos inconvenientes por el lado de que si te pasas de rosca con el intervencionismo puedes afectar algunas variables micro, que comprometen el crecimiento de largo plazo. Pero como tu has dicho nadie puede dudar que el keynesianismo nos dió los 30 años de mayor prosperidad que supo poseer el capitalismo.

    Saludos

    P.D: Si vas a poner de ejemplo Argentina preparate, vas a tener abundante para leer jeje.

    Comentario por Andrés — 14 julio 2009 @ 04:08 | Responder

  5. Sigo tu blog desde hace rato (desde que leí el de natsu), y la verdad qeu resulta una breve reseña económica para leer y divertirse (me recuerda a algunas notas de la revista Humo®)

    PD Saludos desde Argentina (caldo de cultivo neoliberal XDDD)

    Comentario por Murciélgao — 15 julio 2009 @ 04:56 | Responder

  6. ¿Estatizar Aerolineas y las A.F.J.P. te parece neoliberal Murcielago?
    ¿Aumentar las retenciones al campo, o tratar de hecerlo?
    Tas viendo otra pelicula, me parece…

    Comentario por Facundo — 18 julio 2009 @ 01:34 | Responder

  7. Espero con impaciencia la entrada sobre la escuela de Austria (les quiero dar en la boca a algunos ancaps disfrazados de altermundistas).
    Gracias por tus lecciones.

    Comentario por Francdue — 31 julio 2009 @ 00:48 | Responder

    • Ya voy, ya voy…

      Es que tengo varios “frentes abiertos” y he que responder a los comentarios de este diario y el de Isabel, y el manzano no se planta solo, ni las vallas se clavan solas, ni nadie arranca las hierbas por mí, mi suegra nos ha reñido que todavía no hemos ido a visitarla este mes y… ¡¡¡aaaarrrgh!!!

      ¡¡¡No tengo tiempo para todooooooooo!!!

      Yo también quiero darles en la boca a esa panda de falsos, no se crea… Pero de forma CONTUNDENTE.

      Comentario por chemazdamundi — 31 julio 2009 @ 01:40 | Responder

  8. Buenas a tod+s:
    Qué alegría leer un blog como el tuyo (y el de Isabel). En mí tenéis a un lector ávido… que además está acabando de leerse “La doctrina del Shock” de Naomí Klein. Geniales los ejemplos de Rusia, los tigres asiáticos, Polonia… me está encantando el libro. Los de El Cato escribieron un artículo larguísimo (creo que más largos que los de Isabel… jeje) intentando rebatir el libro, pero la Klein les contestó y muy bien.

    Ya que estamos, recomiendo la web del profesor Juan Torres: juantorreslopez.com

    Un abrazo desde Jerez (Cádiz, Andalucía).

    Comentario por JavierJerez — 1 agosto 2009 @ 21:11 | Responder

  9. muchas gracias por esta currada q te pegas. muy interesante, muy útil y me encanta tu estilo.

    Comentario por ciberjudas — 7 agosto 2009 @ 17:16 | Responder

  10. Chema, paso a dejarles un salud a ti y a tu mujer desde Colombia. Arriba el pensamiento crítico, la razón, la ciencia, la lógica y el ateísmo.

    Si no es mucho pedir, me gustaría una entrada en la que hagas uso de las herramientas habituales de sus blogs para analizar las propuestas de el libro “Manual del Perfecto Idiota Latinoamericano” de Plinio Apuleyo, Carlos Alberto Montaner y Álvaro Vargas Llosa.

    Ahh, y una segunda petición: links o vínculos a fuentes en donde la Escuela de Austria reniegue del Método Científico y la Experiencia Previa.

    Les deseo un feliz y próspero 2010 a ti y a Natsu, un saludo,

    Daosorios

    Comentario por David Osorio — 28 diciembre 2009 @ 03:49 | Responder

  11. Chema, ¿podrías un día acabar este ensayo? ¿podrías hacer, como economista. una comparación entre las ventajas y desventajas del socialismo y el liberalismo? Muchísimas gracias.

    Comentario por José — 14 febrero 2010 @ 21:31 | Responder

  12. Hola, te felicito por este texto, me interesa mucho tu refutación de la teoría del dinero como deuda (que leeré de inmediato), ya que es efectivamente, una gilada que ha cobrado demasiada difusión, ligada a pseudo-progresismos varios. Un ejemplo de eso puede ser la economía de Silvio Gesell, sobre la que me interesaría saber si has escrito algo o has planeado hacerlo.
    Me gustaría, sin embargo, apuntar una pregunta-crítica sobre el tema del nacimiento del neoliberalismo, que creo que no se termina de entender en sus causas ni en la lógica de su desarrollo posterior, si no se lo considera como una reacción a la baja en la tasa de ganancia industrial de EEUU. Pero esto, por supuesto, surge de una mirada marxista. Saludos.

    Comentario por Ezequiel — 17 marzo 2010 @ 21:20 | Responder

    • Hola, encantado.

      me interesa mucho tu refutación de la teoría del dinero como deuda (que leeré de inmediato), ya que es efectivamente, una gilada que ha cobrado demasiada difusión

      Una gilipollez soberana, que desafía las Matemáticas más básicas.

      ligada a pseudo-progresismos varios.

      Más que pseudo-progresismos varios, “radicalismos” varios. No te creas, que la “ideíta” ha calado entre los radicales de TODO el espectro ideológico: ultraderechistas, anarquistas, ultraliberales, ultraizquierdistas. La inmensa mayoría de estos ignorantes no son conscientes de que los orígenes de esa idea NO pertenecen PARA NADA a su ideología. Simplemente, la ven como algo radical, y ya la toman como propia.

      La idea de que “el dinero es deuda” (el dinero-papel, se entiende), es de origen netamente anarcocapitalista, no hay más que verlo: APESTA a anarcocapitalismo.

      La mayoría de los radicales se quedan con el “anarco-” y se olvidan del “-capitalismo”.

      Un ejemplo de eso puede ser la economía de Silvio Gesell, sobre la que me interesaría saber si has escrito algo o has planeado hacerlo.

      Por supuesto que conozco la obra de Gesell (es de los pocos economistas de amplia difusión que escribieron en castellano).

      Pero, varias puntualizaciones:

      -La idea de que “el dinero es deuda” (tal y como se expone en Zeitgeist, o como circula por internet), no es lo que dijo Gesell sobre el dinero para nada. En Zeitgeist, el dinero es deuda ya en sí mismo, y en su modo de producirse (una auténtica y soberana estupidez que no hay por dónde cogerla). Gesell propone usar dinero con valor tan sólo por un determinado periodo de tiempo, no abandonar su uso unilateralmente. Gesell no dice que el dinero sea deuda, sino que debe producirse libremente (esto es, que deje de sufrir inflación). La mejor forma, según él, de hacer eso, es que el dinero tuviera “fecha de caducidad” y dejar FIJOS los tipos de interés. Así, todos estaríamos continuamente invirtiendo, y no ahorrando, y estaríamos “moviendo el culo” para hacer crecer la Economía. Todo ello facilitaría la inversión al máximo.

      -Si te digo la verdad, Gesell está siendo rescatado y “sobrevalorado” por determinados sectores radicales (los “anarcas”, vaya), como una especie de genio economista antediluviano que dijo “algunas” cosas que les gusta mucho oír. Entre ellas, el hecho de que el dinero tal y como se crea es una de las causas básicas de los males del sistema económico, que no debe haber herencias, ni COBRO POR RENTAS, ni tipos de interés en el dinero, y que la tierra debería ser gestionada “libremente” por instituciones públicas, para evitar ese mismo pago de rentas (una especie de reforma agrícola de corte anarquista, no marxista). A los radicales se les hace el culo agua cuando oyen estas cosas, pero se les “olvida” que él predicaba el manejo de acciones y títulos de propiedad (como forma de ahorro y de expandir las empresas), el libre comercio mundial sin fronteras (globalización), y que ganaran los productos y trabajadores más baratos y eficientes. Esas últimas cosillas YA no les gustan tanto. Es el problema de hacer un ídolo de alguien… sin LEER y sin haber estudiado TODO lo que dijo. Cultura, cultura… Ay.

      -Insisto en que está sobrevalorado: se le tiene muy en cuenta por sus ideas anarquistas y por su participación en la “república soviética alemana” de la posguerra, y no se recuerda que él fue, ante todo, un comerciante, no un economista. Sus propuestas son muy sectoriales, y muchas de ellas son clarísimamente inviables (se han intentado llevar a cabo varias veces, sin éxito). Desde mi punto de vista y el de muchos economistas, fue tan capitalista como anarquista. A Keynes le gustaba mucho su personalidad humana y su ansia por ayudar, pero no la forma de sus propuestas. No se puede fijar “por cojones” un valor unilateral para el dinero: eso “chafa” la Economía “cosa mala”, al hacerla inflexible. Termina por empobrecerla, al no poder ajustarse a sus necesidades y circunstancias puntuales.

      Me gustaría, sin embargo, apuntar una pregunta-crítica sobre el tema del nacimiento del neoliberalismo, que creo que no se termina de entender en sus causas ni en la lógica de su desarrollo posterior, si no se lo considera como una reacción a la baja en la tasa de ganancia industrial de EEUU. Pero esto, por supuesto, surge de una mirada marxista.

      Ésa es UNA de las causas de su surgimiento, pero no la única, ni muchísimo menos. El “neoliberalismo” es un resurgir desaforado y con ansias… del liberalismo de toda la vida. No tiene “un único botón” de reactivación. Y, desde luego, confluyen multitud de factores económicos y políticos. E intereses. Muuuuuuchos intereses por parte de una serie de grupos de presión. Ya hablaremos de ello… cuando pueda. Ay… qué poquito tiempo tengo.

      Un saludo.

      Comentario por chemazdamundi — 18 marzo 2010 @ 00:02 | Responder

      • Muchas gracias por responder tan pronto, me has aclarado varios temas que evidentemente no tenía organizados de la mejor manera, así que seguiré visitando este sitio, en espera de futuros aportes. Mientras tanto, si tenés a mano algún libro que pueda buscar por internet, tanto sobre Gessell como sobre la teoría del dinero como deuda, te lo agradecería mucho.

        Comentario por Ezequiel — 18 marzo 2010 @ 01:44 | Responder

  13. Me pareció barbara esta explicación,sintetica y muy clara. Felicitaciones

    Comentario por raul — 15 septiembre 2010 @ 17:43 | Responder

  14. Vaya, yo quería comentar hasta acabar de leer la obra completa. Supongo que has estado muy ocupado, así que esperaré paciente el término de esta saga.

    Comentario por Luis Buenaventura — 2 marzo 2012 @ 11:26 | Responder

  15. Buenos días, Sr. Gallardo (r.a.e.: gallardo, da.
    (Del fr. gaillard).
    1. adj. Desembarazado, airoso y galán.
    2. adj. Bizarro, valiente.
    3. adj. Dicho de lo que corresponde al ánimo: Grande, excelente.)
    Veo que se ha tomado muy a pechos su apellido. Se lo agradezco porque su blog, junto con el de su mujer, es oro puro. He llegado hasta ellos gracias a “su querido” Zeitgeist, así que en algo le he dado utilidad: en toparme con gente que esté al pie del cañón con los demás y que sea honesta con ellos y consigo mismo. Poco más hace falta; lo demás es “cada maestrillo tiene su librillo”.
    Yo conocí de Zeitgeist hará como hace un año y, para resumir, ahí se quedó. No le dí mayor trascendencia. Hace cosa de dos semanas me topo con otro documental, Thrive, estrenado al parecer el 11-11-11 (¿¿??), en la onda del primero pero en plan pijo (muchos más medios técnicos, efectos, montaje, etc) y conducido por un tal Foster Gamble (al parecer un heredero de Procter & Gamble ) y su mujer. Básicamente, repite todas las temáticas de sus documentales “favoritos” junto con algunos de sus protagonistas, añadiendo otras como, energías libres y extraterrestres (que son los que nos tutelaron en la antigüedad) . Es un “documental-panfleto”, muy a lo norteamericano, ya en plan descarado. Me quedé con la boca abierta. Se montan esa clase de mierda (recuerdo que lo que más me chocó fue la vistosidad y “profesionalidad” del video) con, extraterrestres, energías libres, dinero-caca, etc, ya no solo abiertamente, sino sin límites a la hora de hilvanar disparates uno detrás de otro. Guinda del pastel: aquí les dejamos, ciudadanos del mundo, una bonita página web donde inspirarse del movimiento y poder montar sus proyectos. La verdad os hará libres (¿o era el trabajo?… no recuerdo…) Me dije “¿pero esto que mierda eeeees, de qué va todo estoooo, pero como qué clase de subnormales nos están tomando yaaaaa?) Y me pongo a ver videos y escritos (foros, webs, artículos) en internet para ver si vislumbro a qué clase de mierda nos quieren conducir. Para salir locos, oiga. Resulta que estamos jodidos porque nos controlan y manipulan:
    1. Los reptilianos. Por lo visto la secuencia aquella famosa de Diana tragándose una rata en “V” fue filmada en la realidad sin aditivos ni colorantes.
    2. Los illuminati. Bueeeno, al menos estos ya son personas, eso sí, mu cabronas y masonas, confabuladas para servirse de la masa populacha.
    3. El club Bilderberg. Estos, estos son los reales. Si es que lo de las masonerías de los Illuminati es un poco exagerao, pero esto es más refinado y más con los tiempos.
    Ríete de la conspiración judeomasónica, que esta no tiene extraterrestres. Como si no fuera suficiente con la que nos está cayendo para ir a buscar molinos en los que estamparse.
    Si no sabía de esta nueva mierda, el documental Thrive, le “prohibo” que lo vea a no ser que tenga dos horas para malgastar. No va a descubrir nada nuevo pero no deja de ser curioso como se lo montan en plan tan profesional. Eso, eso es lo que me jode. Nos toman por tontos de baba. Por eso es por lo que le aplaudo toda su labor pero no le animaré a que continúe dejándose liar en contestar estas diarreas mentales, porque ya se lo ha currado bastante. Se les remite a lo escrito y punto (que no es moco de pavo) No malgaste más energías en eso (no me va a hacer caso jejeje) y abra (sugerencia) otras líneas que a mí, y a otros que se lo han pedido (estoy seguro), nos parecen más útiles en estos momentos. ¿Qué líneas?
    Como activista metido en mil fregados (loables) como es usted, para mí tiene sentido que dedique sus conocimientos económicos a señalar las vías que tienen fundamentos para ser realizables, aunque sea a base de grandes esfuerzos, a toda la gente que al parecer está hasta los mismísimos de esta sinrazón neoliberal. Yo hago una metáfora de lo que este sistema está resultando para la inmensa mayoría en un país. Si identificamos el sistema neoliberal con una maquinaria bélica potentísima que ha arrasado con la estructura económica-política-social de un país más débil, en la que ya sabemos quienes son los principales afectados, ¿qué alternativas les quedan a estos si no pueden confrontarlo con un ejercito regular propio ya destruido? Pues, si quieren seguir intentando resistir de alguna forma, la clásica guerra de guerrillas. Y eso es lo que creo que intentan hacer movimientos como los 15m y similares: economía de guerrillas. Y no lo digo con sentido peyorativo. Me fastidia ver cómo se les ningunea y critica ferozmente en determinados debates u opiniones con que si no tienen ideas definidas claras, que si son cuatro alternativos utópicos, que si no saben ni por donde empezar, que si son ideas descabelladas, etc.¡Pues claro, qué se espera, si hasta hace cuatro días cada uno estaba a lo suyo levantándose todos los días para ir a trabajar y no imaginaba que tendría que verse con el culo al aire! Se han propuesto cambiar desde abajo, o mejor dicho, regenerar horizontalmente todo lo que está podrido en todas las parcelas de actividad de una sociedad. O todo o nada. El estado institucional no tiene sentido ni nos defenderá, todo lo contrario, ahora hasta será parte perseguidora punitiva.
    Yo mismo me siento impulsado a participar de alguna forma en estos movimientos, pero no creo que todo tenga que ser tirado a la basura. Estoy con la máxima ecologista de que todo lo que pueda ser satisfecho en ámbitos locales debe ser hecho a ese nivel, pero hay muchos temas que no pueden ser resueltos localmente; al final se llega, por fuerza, a niveles complejos de organización, como los estados, para dar solución a problemas complejos. Lo que he observado es que tienen en común la idea de exigencia personal, autoconvencimiento, de que el cambio tendrá su origen en cada uno de nosotros. Hay que implicarse hasta las trancas, activamente. Y creo que muchas propuestas directamente serían consideradas fuera de la legalidad por muy loable que sea el fin (desobediencia civil, fiscal, por ejemplo) La muestra más “encauzada” que he visto es la publicación “Rebelaos” que se puede descargar de https://www.rebelaos.net/ en la que se aborda el sostenimiento de cosas como la educación, vivienda, sanidad, etc con planteamientos alejados de lo que se hace ahora. Es, por así decirlo, una declaración de independencia (social) encubierta realizada desde la práctica casi pura y dura: no nos vamos a molestar en plantear estas cosas desde partidos políticos y milongas del estilo; vamos a estudiar mínimamente qué puede hacerse, se hace y punto. Creo que usted entraría en juego ayudando a ver los planteamientos erróneos o impracticables que propugnan o refinar y alentar algunos que vayan encaminados. Además, estará de acuerdo con que no solo de Zeitgeist engaña el hombre. Con tanto cabroncete intentando arrimar el ascua a su sardina yo, humildemente, sospecho el tufillo de algunas propuestas. Y hay mucha gente de buena fe que puede verse arrastrada inconscientemente a servir de infantería. Como puede ver en esa publicación, aspectos económicos hay para aburrir, no le pido que analice el mundo 15m del que he leído por ahí que sigue pero no se mete a analizar porque cae fuera de sus competencias e intereses profesionales. Estas sospechas son las que a mí me refrenan a la hora de dar mi confianza a un proyecto. Si le da todo esto alguna idea para nuevos artículos pues estupendo.
    A modo más personal, sí le pido la opinión de la asociación ATTAC y de alguna de sus propuestas como es la idea de decrecimiento económico, entendido este no como una vuelta a las cavernas sino como la adecuada gestión de los recursos naturales y humanos. Para mí, la eco-logía (estudio de la casa) y la eco-nomía (administración de la casa) son las dos caras de una misma moneda y creo que los factores intangibles (sumideros de CO2, regularizadores del clima, etc) que la ecología demuestra su existencia no son considerados a la altura en el sistema económico actual.
    En fin, no le aburro más. Gracias por su atención y enhorabuena por su labor en cualquier aspecto de su vida.
    Un saludo

    Comentario por Jeremiah Johnson — 15 abril 2012 @ 21:40 | Responder

  16. Corrígeme si me equivoco, pero el neoliberalismo no propone ninguna solución en un período de depresión ¿no?. Sólo tiene como objetivo reducir el Estado a la mínima expresión para que así, mágicamente, se cree riqueza por la propia actividad económica de los individuos.

    Por lo que parece, existen dos problemas económicos básicos: el paro y la inflación. El keynesianismo lucha contra el paro, el monetarismo contra la inflación. El desprestigio del keynesianismo viene a raíz de que sus políticas son inflacionarias, o en todo caso crean déficit.

    ¿Es el déficit malo? Hombre, Pues mientras que haya inversores que te lo financien, de lujo. El problema es cuando empiezas a tener tal cantidad de deuda que no hay dios que te fíe.

    EE.UU tiene un déficit tremendo, pero como es una potencia económica mundial, los inversores se sienten seguros comprando deuda norteamericana.

    ¿Pero qué pasa con España? España está endeudada tremendamente en el sector privado y no poco en el sector público.

    Desde mi punto vista, se nos tiene que dejar de engañar con que las medidas que se han tomado (de corte… ¿?) tienen como objetivo ayudarnos a salir de la crisis: ESO ES MENTIRA.

    Lo que pretenden esas medidas es pagar a nuestros acreedores, y no los acreedores de la deuda privada, sino los de la deuda pública. Se están transfiriendo rentas desde la clase media-baja al Estado para que éste pague sus deudas.

    Es necesario acabar con el déficit, pues una prima de riesgo demasiado alta puede dejar al país en quiebra (siempre me llamó la atención la paradoja de que al pedir unos intereses más altos por el mayor riesgo se está, de hecho, incrementando el riesgo).

    ¿Podríamos echar mano de Keynes en estos momentos?. ¿Existen grandes infraestructuras que podamos realizar? ¿Deberíamos bajar los impuestos?.

    ¿O por el contrario sólo nos queda aguantar la doctrina pseudo-liberal que se nos viene imponiendo?. Y digo pseudo-liberal, porque se recortan prestaciones básicas, mientras que se mantiene toda la burocracia estatal.

    De momento sólo diré una cosa: las medidas que se están tomando suponen destrozar la economía para pagar a nuestros acreedores. El verdadero drama surgirá cuando no quede actividad de la que recaudar impuestos y sigamos gastando más de lo que ingresamos.

    Comentario por Sergio — 26 julio 2012 @ 03:32 | Responder

    • ESTOS son los comentarios que me gustan.

      ¿Me estáis leyendo, conspiranoicos? E-S-T-O-S.

      Fijaos que no tiene ni faltas de ortografía.

      Cómo se nota el que tiene dos dedos de frente y el que no.

      Ojalá me vinieran todos como usted, Sergio. Me ha encantado tan tremendo resumen. Tanto, que le desfiltro el mensaje aunque no cumpla las normas para poder comentar. Porque se lo ha ganado.

      ¿¿¿Correcciones??

      ¿Qué correcciones le voy a hacer a usted si lo que ha escrito es un resumen PERFECTO?

      Como mucho, le podré COMPLETAR lo que ha dicho con información ADICIONAL.

      Pero nada de comentarios. Con artículos.

      Un saludo… ¡qué cojones! ¡Un abrazo!

      Comentario por chemazdamundi — 27 julio 2012 @ 13:44 | Responder

  17. Chema ¿Algún día lo acabarás? Algunos llevamos años 3 esperando.

    Comentario por yomismo — 3 diciembre 2012 @ 16:36 | Responder

    • ¿Este artículo en concreto? No, ya he dicho en otras entradas que tengo que rehacer la serie dedicada al neoliberalismo al completo, que está muy desordenada temáticamente. Si te fijas bien, estoy ordenando por subíndices todos mis artículos en el menú básico inicial de arriba, a la derecha: ya existe una serie de “El Proyecto Venus contrastado“, y otra de “La escuela austríaca contrastada“.

      Mi intención es hacer lo mismo que hice con mi mujer en Zeitgeist: contrastado… revisar, ordenar y actualizar los contenidos para que todo sea más cómodo, legible e interactivo. La próxima serie será, probablemente, la dedicada a “el dinero no es deuda”. Y, la siguiente, la dedicada al neoliberalismo. Una vez hecho eso, continuaré por donde lo dejé.

      Pero, de momento, me debo a las solicitudes de mis lectores… y mi tiempo es extremadamente escaso. Tú podrías haber solicitado, por ejemplo, que terminara este artículo. Pero ni siquiera cumples con las normas para poder comentar (ni nombre y apellidos verificables, ni dirección de correo válida, ni web personal… ni una sola condición).

      Os recuerdo a todos los que me leéis… que mi blog no es lo más importante de mi vida ni mucho menos. No gano absolutamente ni un céntimo con él, y mi familia, mis amigos y mi actividad como economista, activista social, agricultor y sindicalista se llevan lo mejor y la mayor parte de mi tiempo. Escribo cuando puedo, no cuando quiero.


      Algunos llevamos años 3 esperando.

      Más tiempo llevamos mi mujer y yo destrozando las mentiras de Zeitgeist. Y gratis para todos vosotros.

      El que no da algo a cambio de mi esfuerzo no tiene derecho ni a exigir ni a lamentar mi lentitud. Se tiene que conformar con mi ritmo de trabajo.

      De verdad que lamento no ir más rápido. Qué más quisiera yo que poder dedicarme a escribir artículos en exclusiva. Pero nadie me paga por ello y en otros lugares me necesitan mucho más, hago más bien, gano más… e incluso me lo paso mejor.

      ¿Por qué te crees que abandoné Periodismo por Marketing? Me pagaban una miseria, no hacían más que exigirme y yo no obtenía más que dolores de cabeza. Ahora soy rico y, encima, me lo paso de puta madre.

      Comentario por chemazdamundi — 4 diciembre 2012 @ 00:58 | Responder

      • Ahora que eres millonario, ¿me puedes financiar un Máster en la universidad hebrea de jerusalén? xd
        Ya, ya.

        Besos.

        Comentario por ibethkarina — 5 diciembre 2012 @ 09:35 | Responder

  18. Al gilipollas de…

    lectores@peru21.com

    …le comunico que se puede ir a la mierda por no cumplir las “Normas para poder comentar“, por poner cuatro nicks distintos, por tener veintiuna faltas lingüísticas, por llamar “sionista” a Keynes (qué malo que fue, que salvó a varios judíos de los nazis, ooooooh), por no tener ni zorra de Economía (¡ni un argumento, ni uno!) y por ser un pseudoliberal cantamañanas y abrazafarolas.

    ¡Siguiente payaso!

    Comentario por chemazdamundi — 19 enero 2011 @ 17:42 | Responder


RSS feed para los comentarios de esta entrada.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Theme: Rubric. Get a free blog at WordPress.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 155 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: